6 claves de marketing para pequeñas y medianas empresas

Estrategias para pymes

Aunque si bien son cada vez más las personas que optan por iniciar un negocio propio y ser ellos mismos quienes definan su actividad, horarios y demás, el panorama ante un comercio establecido, con importantes empresas competidoras y las técnicas determinadas para atraer a clientes, no parece ser el más alentador.

No obstante, aprovechando las herramientas actuales y acondicionando nuestras estrategias a las condiciones del mercado del momento, seguro que lograremos salir adelante con nuestro negocio. Es por esto que hoy te proporcionamos esta lista con las 6 claves de marketing para pequeñas y medianas empresas que no te puedes quedar sin conocer:

Especialízate en un producto

La especialización en un sólo producto te permite: ganar reconocimiento entre el público a la vez que destacas un producto de calidad sobre los demás. Con esto no queremos decir que sólo debas dedicarte a la venta de un producto, sino que al ofrecer varios productos al tiempo en una estrategia de marketing, es posible que el cliente los olvide rápidamente, lo que no pasaría si nos especializamos en uno de ellos.

Esta es una excelente forma para que los clientes empiecen a identificar nuestro negocio por ese producto en el que nos especializamos y de hecho, es más fácil que el cliente retenga esta información.

Segmenta el mercado

Dirigirse a todo el público es dirigirse a ninguno. Si construimos un plan de marketing que enfoquemos al público a nivel general, lo más probable es que no sólo desperdiciemos el potencial de este, sino que además no logremos identificar sus necesidades, preferencias, gustos, opiniones, etc. Durante la construcción del producto pensamos en el perfil del cliente que estaría interesado en tenerlo, el tipo de consumidor perfecto para él, lo que nos lleva a establecer el público objetivo.

Segmentar el público nos va a permitir llegar al consumidor que queremos, aumentando las posibilidades de que nuestro producto sea comprado.

Marca la diferencia

Como mencionamos, en el mercado rentable existe bastante competencia, por lo que si queremos resaltar entre ella debemos buscar la manera de marcar la diferencia. ¿Cómo? Algunas áreas en las que nuestro punto de diferencia pueda estar presente puede ser agregando una función adicional al producto, ofreciendo envío gratuito, información de uso gratuita, un establecimiento físico con un espacio para niños, posibilidades de personalización del artículo que vendemos, etc.

Esta diferencia debe ser de interés y de valor para el cliente, será la razón por la que elijan tu producto antes que otros.

Realiza publicidad online

Las herramientas de Internet deben ser uno de los instrumentos más importantes para tu negocio y el marketing que realices. Teniendo en cuenta que como pyme, posiblemente no tengamos ahora mismo el capital suficiente para hacer marketing en radio y televisión, Internet se convierte en el mejor aliado y lo cierto, es que nos proporciona oportunidades muy positivas y convenientes para nuestra operación.

La publicidad online incluye: redes sociales y otras zonas opcionales como: una página web propia, plataformas de anuncios, directorios para negocios, programas publicitarios, entre otros.

Presenta el mejor servicio al cliente

Por más que un producto sea perfecto para un cliente y conozca todas sus necesidades, esto se puede ver opacado si el servicio al cliente es pésimo. Pero, ¿a qué llamamos un mal servicio al cliente? Tan sencillo como tardar horas en contestar un correo electrónico o chat (estando dentro de las horas de atención), no proporcionar la información suficiente, carecer de una zona de Preguntas Frecuentes en nuestras plataformas, no resolver ni llevar a una solución al cliente, entre otras situaciones podrían repercutir en la imagen de nuestro negocio.

Ofrecer un servicio de atención rápido, de calidad y eficiente para el cliente, debe ser una de tus principales prioridades.

Genera referencias a través de clientes

Ganar referencias por nuestros clientes permite que muchas más personas conozcan nuestro producto y quieran usarlo si no es de inmediato, en el momento en el que lo requieran. Para esto será necesario proporcionar algún tipo de incentivo al cliente inicial, como un cupón de descuento, un envío gratuito, una oferta o cualquier otro tipo de obsequio con el fin de que refiera nuestro producto con sus personas cercanas, esto no sólo llamará a más clientes, sino que también le interesará al cliente por recibir algo de su interés con “sólo” referir.