Consejos para aumentar la eficiencia en promociones de ventas

Usar correctamente las promociones de ventas

Fácilmente un emprendedor puede elegir un tipo de promoción de ventas y ponerlo en marcha, no obstante, esto no garantiza que le saque el mejor provecho o que su promoción vaya a ser lo suficientemente eficiente si no tiene en cuenta una serie de claves que debe tener sujetas a la hora de ejecutarlo.

Por ello, hoy te estaremos presentando 8 consejos para aumentar la eficiencia en promociones de venta que si o si debes conocer y sobre todo; poner en práctica.

Empecemos:

Cuida tu inversión

Llevar a cabo una promoción de ventas no implica gastar dinero sino invertirlo, por ello la cantidad que pongas en inversión no debe perderse ni arriesgarse. Es necesario que antes de lanzar una promoción de este tipo, hagas una estimación previa sobre el número de ventas que podría generar y en general, el alcance que podría tener para cuidar de tu inversión, observando que éstas son más grandes que el presupuesto para conseguirlas.

Determina un período de acción

Todos nuestros objetivos deben estar sujetos a un período en el que lo llevemos a cabo para obtener resultados, lo mismo sucede con las promociones de ventas, las cuales también implican la existencia de un objetivo. Teniendo un tiempo de duración establecido, nos aseguramos de poner la tarea en acción en un tiempo no tan prolongado pero el adecuado para que los consumidores se enteren de la promoción que estamos ofreciendo y puedan acceder a ella.

Fideliza tus clientes

Las promociones más efectivas a largo plazo, son aquellas que tienen viabilidad y funcionan por más tiempo que una oferta estacional. Este tipo de promociones permiten que al tener la cercanía con el cliente por más tiempo, tengamos la oportunidad de fidelizarlo con más facilidad. En este tipo de estrategias están las de puntos acumulables y las que ofrecen membresías de distintos tipos.

Prioriza las promociones de ventas

Antes que invertir en publicidad al 100%, es recomendable iniciar invirtiendo en promociones de ventas, especialmente si llega un punto en el que no sabes con claridad sobre cuál actividad debes poner tu dinero. Las promociones de ventas también cumplen una porción de publicidad, por lo que desempeñan un papel fundamental en el proceso de decisión de compra en el consumidor y genera menos costos que una campaña de publicidad.

Establece condiciones para las promociones

Cada uno de los tipos de promociones de ventas tiene un modo de operación diferente y muy específico, sin embargo, los números, tiempos de duración, porcentaje de descuentos y demás datos son espacios que puedes modificar de acuerdo de las necesidades de tu negocio y el tipo de estrategia que vas a plantear, es por ello que debes establecer las condiciones y reglas que deben acatar y cumplir los consumidores e interesados que quieran obtener el beneficio. De esta manera garantizar el correcto funcionamiento del proceso, evitas confusiones, molestias y reclamos por procesos con operaciones erróneas.

Verifica que las condiciones son adecuadas

Existen momentos que son más oportunos a la hora de iniciar con una promoción para que ésta logre el mejor alcance posible, lo que quiere decir que la efectividad de una de estas estrategias depende del momento y las condiciones en las que se encuentra el mercado, teniendo en cuenta también las épocas en las que más compran los consumidores de tu marca, servicio o producto. Para ello debes estudiar los períodos de más demanda, es allí donde lanzarás la promoción de ventas.

Asegúrate de que la promoción llegue al público

Ten en cuenta que durante el proceso debes evaluar que la promoción se difunda de tal manera que pueda ser conocida por tu público objetivo y clientes potenciales, de lo contrario, no habrá sido una promoción de ventas eficiente. Aunque se recomienda evitar largas temporadas en las que estén vigentes, debes evaluar que sea el tiempo suficiente para que conozcan la actividad y el beneficio de este proceso.

Verifica la viabilidad de eficiencia en puntos de venta

Si tu producto o servicio es promovido en establecimientos físicos, debes verificar que en todos pueda hacerse efectivo y que de ninguna manera esté siendo negado en alguno de los puntos de venta donde se venda tu producto. En muchos casos los consumidores se acercan al punto de venta más cercano con el fin de hacer efectiva la promoción que está en vigencia y se encuentran con que en este establecimiento no es válida, por lo que fácilmente evitar participar.

Recuerda que la efectividad de la promoción de ventas se basa en el proceso de planeación y previsión que realicemos previamente, así que tómate tu tiempo para planificar con mucho cuidado todo el proceso y así podrás obtener mejores resultados.

Pasos a seguir para hacer una encuesta – ¿Cómo empezar?

Realiza tu primera encuesta paso a paso

Uno de los procesos más realizados con el fin de obtener información para luego desarrollar estrategias de publicidad y promoción son las encuestas, las cuales permiten recolectar datos cruciales que serán determinantes en el planteamiento y desarrollo de cualquier de las acciones que busquen conseguir nuevas y mejores oportunidades de operación.

Pero, ¿qué es una encuesta? Es un mecanismo (ciertamente entre los más útiles), que nos permite recoger una serie de datos particulares del público objetivo o del perfil de clientes potenciales que es aplicado a un grupo de personas para obtener información y desarrollar un proceso investigativo que nos permita mejorar nuestras estrategias de captación de clientes, principalmente.

Como emprendedor, ¿puedo ser quien realice las encuestas?

Si cuentas con el tiempo suficiente para ello, si. Usualmente las personas creen que la recolección de datos es un proceso complejo, por lo que contratan los servicios de una empresa de investigación que se dedique a la realización de encuestas. No obstante, si cuentas con el personal y el tiempo, deberías considerar prescindir de ellos y obtener la información que necesitas por tu cuenta.

Es por esto que en esta ocasión te presentamos este artículo titulado “Instrucciones para hacer una encuesta”, donde verás paso a paso cómo puedes conseguirlo.

NOTA: Ten en cuenta que las encuestas no sólo están enfocadas directa y exclusivamente al consumidor, pues debido a que son capaces de mejorar las condiciones de operación, estrategias y otras actividades, también pueden estar encaminadas hacia la misma empresa.

Guía para desarrollar una encuesta

Paso 1: Organiza los objetivos de la encuesta

Antes de cualquier otro paso, necesitamos tener claras y establecidas las razones por las que vamos a realizar esta actividad. Estos suelen ir en función de una necesidad de operación. Estos son algunos ejemplos de objetivos al realizar una encuesta:

-Analizar el nivel de satisfacción del cliente con relación a un producto o servicio ya conocido

-Identificar la demanda de un nuevo producto (Si se planea lanzar un nuevo producto)

-Conocer las preferencias y gustos de los consumidores con relación al producto o servicio

-Evaluar el ambiente laboral dentro de la empresa

-Conocer opiniones, posturas y mejoras que realizarían los clientes al producto

Paso 2: Identifica la población a quien realizarás la encuesta

Con los objetivos claros, es momento de identificar las personas a quienes irá enfocada la encuesta. Este tipo de población debe cumplir con las características de las personas de las que queremos tener la información y las cuales permitan proporcionar la información con la que cumpliremos los objetivos de la encuesta. Este tipo de personas dependen de la necesidad, por ello pueden estar las siguientes:

-Trabajadores o personal de la empresa

-Consumidores de un sector determinado del mercado

-Clientes fieles de una empresa

-Posibles clientes interesados

Paso 3: Establece los datos que necesitas

Sabemos y tenemos claro nuestro objetivo, tenemos determinado el tipo de personas a las que nos vamos a dirigir, ahora nos hace falta analizar y organizar el tipo de información que requerimos para ello.

Recuerda que el tipo de información que es necesaria es aquella que luego de ser analizada nos permita completar los objetivos iniciales de la encuesta. Esta puede ser:

-Porcentaje de precio que estaría dispuesto a pagar por un producto o servicio

-Tipos de sabores que prefiere (con opciones establecidas)

-Temporadas en las que aumenta el proceso de compras

-Gasto promedio de compra de productos similares

Paso 4: Organiza y diseña el cuestionario

El cuestionario debe incluir las preguntas claves que permitan obtener la información que necesitamos de acuerdo a nuestros objetivos y el punto anterior. No obstante, para la recolección y análisis de la información, es mucho más útil si esta está compuesta por preguntas cerradas, con opciones claras y concretas, dejando de lado un poco las preguntas abiertas, especialmente si estas van para el lanzamiento de un producto, por ejemplo. Aunque claro, esto depende de tus objetivos.

Entre las preguntas que pueden aparecer, están:

-¿Compraría este nuevo producto?

-¿Con qué frecuencia compra este tipo de productos?

-¿Qué tipo de sabores prefiere?

-¿Cuál es su modelo favorito?

-¿Cuánto gasta en promedio comprando este tipo de productos?

-¿Qué aspectos mejoraría de este producto?

-¿Qué lugares frecuenta para la compra de este tipo de productos o servicios?

Una pregunta cerrada es la que proporciona sólo una serie de opciones como respuesta, mientras que la pregunta abierta suele estar relacionada con opiniones y argumentos donde es el encuestado quien pone las opciones y responde libremente sin sujetarse a una serie de posibilidades predefinidas.

Paso 5: Realiza un cálculo de muestra

Se trata de un proceso mediante el cual un número de personas es encuestado como representante de la población objetivo a quien se realizará la encuesta. De esta manera se recolectan los datos sin encuestar a toda la población que se requiere, ahorrando en términos de contratación, supervisión, contratación, tiempo, etc.

La fórmula estadística usada para la obtención de esta información es:

n=(Z2pqN) / (Ne2+ Z2pq)

n (muestra): Número de personas de la población a las que se encuesta

N (población):Conjunto de personas con características similares de las que se requieren los datos

e (grado de error): Cuenta el porcentaje de error en los resultados. Podemos usar un grado de error entre 5% y 10%. Cuando es menor el margen de error, mayor será la validez de los resultados y el número de muestra.

p (probabilidad de ocurrencia): Es el porcentaje probable de que el evento tenga lugar, podemos usar una probabilidad de 50%.

q (probabilidad de no ocurrencia): Relacionada a que no se dé el evento, por lo que también podremos usar una de 50%.

Paso 6: Recoge la información que necesitas

Es momento de iniciar con la recolección de información, la ejecución de las encuestas. En este proceso las personas encargadas de la recolección empiezan contactando a las personas a quienes va dirigida la encuesta, sean en la calle, en un centro comercial, a través del teléfono, oficina, casa, etc. Las respuestas pueden ser anotadas manualmente o bien vía correo electrónico para comodidad de los encuestados.

NOTA: Tomar datos e información es una tarea mucho más sencilla que sólo ir por la calle haciendo encuestas. Tenemos que usar las palabras adecuadas, la apariencia adecuada y la localización adecuada para que estos datos sean realmente útiles para los demás procesos. Ten en cuenta lo siguiente:

-Selecciona correctamente a los encuestas

-Asegúrate de que estén debidamente presentados para los encuestados

-Capacítalos para que desarrollen el trabajo correctamente

-Organiza grupos para la recolección de datos (especialmente si van a estar en calles)

-Establece el horario en que se realizarán las encuestas  (fecha y horario)

-Determina el sector potencial donde se recolectarán los datos

Paso 7: Analiza la información recolectada

De acuerdo al formato de encuestas (preguntas cerradas y/o preguntas abiertas) se procede a analizar la información que hemos obtenido. En el caso de las preguntas cerradas fácilmente se puede obtener a través de porcentajes, no obstante, las preguntas abiertas requieren de mayor análisis con respecto a las opiniones de los encuestados.

Un ejemplo de ello es el siguiente en la pregunta: ¿Compraría este producto para su consumo?

Si: 70%

No: 20%

Prefiere probarlo primero: 10%

Según los resultados, la conclusión sería que los encuestados estarían dispuestos a comprar este producto en su mayoría, por lo que podría tener viabilidad en el caso de lanzar un nuevo producto al mercado.

Así como cada pregunta nos permite tener conclusiones directas sobre un aspecto de la información que necesitamos saber, así también debemos obtener información y conclusiones generales sobre toda la encuesta, por lo que se convierte en una gran herramienta de trabajo que nos permite acondicionar nuestras estrategias de acuerdo a lo que el público quiere.

Es momento de poner en práctica una estrategia con esta información, ¿ya sabes con cuál vas a empezar? Si tu objetivo es la promoción, no olvides tener en cuenta también algunas opciones de promoción. En este artículo te contamos las mejores “20 Opciones para promocionar tu negocio y conseguir resultados”.