Claves para lograr que tu negocio crezca

Claves de operación que no debes olvidar

Cuando hablamos de lograr que un negocio crezca, hablamos de un cambio y aumento significativo ya sea en el número de clientes que logremos tener o en el número de las ventas, depende de dónde deseemos ver reflejado este crecimiento. No importa si eres un negocio que empezó su actividad hace poco o si ya cuentas con un buen tiempo en el mercado, igualmente las claves para lograr que tu negocio crezca que estamos a punto de contarte, te serán de gran ayuda en todo el proceso.

¿En qué consisten?, ¿cómo ponerlas en marcha? Eso y más encontrarás, así que sigue leyendo:

Abrirse a nuevos perfiles de consumidores

Cuando lanzamos un producto o servicio al mercado, lo hacemos enfocándolo a un tipo de consumidor que cumple con una serie de características que hemos podido conocer, no obstante, no significa que por cumplir con estas particularidades sea el único perfil de consumidor que vaya a adquirirlo. Es por esto que este secreto propone abrirnos a nuevos tipos de consumidores.

Cómo funciona: Si tus productos o servicios cuentan con un margen de edad en relación con el perfil de clientes potenciales y otras características como el nivel socioeconómico, puedes ampliar este rango de edad y también ofrecerlo a otras personas que se encuentren en otros niveles socioeconómicos, podrías sorprenderte positivamente con la respuesta.

Asociarse con negocios y empresas

Las asociaciones siempre son una de las mejores técnicas porque en su proceso ambas partes salen beneficiadas. Este tipo de alianzas con empresas y negocios se realizan especialmente cuando se está enfocado al mismo público objetivo, es decir, cuando buscan clientes potenciales con las mismas características, no obstante, la actividad del mercado no debe ser la misma, por lo que no deberás crear alianzas con la competencia.

Cómo funciona: Buscando a empresas con nuestro mismo tamaño y público objetivo, podemos compartir canales de venta para llegar al mismo cliente, intercambiar publicidad física, alquilar e intercambiar espacios de publicidad web, entre otros.

Aumento de campañas de publicidad

Si queremos lograr que nuestro negocio crezca, tenemos que potenciar las campañas de publicidad y aumentar su capacidad para que esto nos permita llegar a más clientes. Esto implica una mayor inversión si queremos tener clientes nuevos con frecuencia, por lo que las campañas deben estar muy bien planteadas.

Cómo funciona: Independientemente de si nuestro negocio funciona con un negocio local físico o si se opera sólo en una plataforma en Internet, todos los tipos de publicidad que veremos a continuación son eficientes para la actividad, estos son: folletos, participación en ferias, presencia en redes sociales, publicidad en sitios de Internet, asistencia a congresos y conferencias, afiches, vallas publicitarias, volantes, tarjetas de presentación y si es posible, anuncios en medios como periódico, radio y televisión.

Aumento en los puntos de venta

En muchas ocasiones el crecimiento de un negocio puede ser limitado debido a que la zona en la que se encuentra no capta la suficiente cantidad de clientes potenciales que podría en el mismo lugar, por lo que conviene crear más puntos de venta en estas zonas y otras áreas potenciales que nos permitan mejorar nuestra operación.

Cómo funciona: Aumentar los puntos de venta no implica necesariamente abrir más locales o establecimientos, sino también crear nuevos puntos que podamos aprovechar para vender a través de distribuidores del mercado, nuestra participación en plataformas de Internet para vender, entre otras, las posibilidades siempre están a nuestro alcance si vamos a ellas.

Ofrece el mejor servicio al cliente

Por último, pero no menos importante, el servicio al cliente. Muchas empresas exitosas han comprobado la importancia de ofrecer una alta calidad en la atención que brindan a sus clientes, logrando importantes resultados en diferentes áreas como el aumento de referidos, incremento en las ventas, mayor frecuencia de compras, etc.

Cómo funciona: Si queremos ofrecer un buen servicio al cliente, debemos primero ponernos en sus zapatos y analizar cómo nos gustaría que nos atendieran. Todos somos clientes de algún servicio o producto, así que esta parte es de mucha observación. Nuestro servicio debe ser eficiente, rápido, amable y personalizado para que el cliente vuelva y nos elija, lo que también hará que nos recomiende.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *