Consejos para que tu local luzca más atractivo

Negocios físicos llamativos

Está comprobado que uno los elementos que puede determinar si el cliente ingresa o no a una tienda o local es la fachada, por lo que la imagen se convierte en uno de los principales requisitos si queremos que más clientes ingresen.

Si tienes planeado montar un negocio con un local físico o ya lo tienes montado y deseas mejorarlo, definitivamente este artículo es para ti. Aquí te mostraremos una serie de claves que debes tener en cuenta si quieres mejorar la fachada de tu negocio para atraer a más clientes. Empecemos:

Busca un diseño atractivo y acorde a lo que vendes

Aún si tu negocio no está enfocado a la moda o el diseño particularmente, es necesario que antes, si no tienes conocimiento en ello, busques ayuda de un profesional para ayudarte a determinar cuáles serían los colores ideales con los que deberías decorar tu negocio para llamar la atención de los clientes teniendo en cuenta lo que ofreces.

Ten en cuenta que el color blanco es un color que da la sensación de amplitud y elegancia, por ejemplo. Así, cada color cumple una función en la imagen de la vista del consumidor que lo estimula.

Elige bien la decoración

Además de los colores, están todos aquellos elementos que están con el fin de decir algo al cliente y luego, con el fin de decorar el lugar. Este tipo de elementos pueden ser letreros, afiches, carteles y todo este tipo de elementos decorativos que nos permiten promocionar un producto o servicio, además de exhibir ofertas y otros procesos de las promociones de ventas.

Teniendo en cuenta las tendencias del momento, puedes agregar otro tipo de elementos decorativos como luces de colores, objetos y artículos relacionados con la temática de tu negocio, plantas, las cuales le darán un toque fresco al lugar, entre otros que dependen de tu sector del mercado.

Muestra los productos más atractivos y novedosos

El escaparate más próximo a los clientes que transiten por la zona deben ser los más atractivos, pues serán los primeros que verán los transeúntes por el lugar y un estímulo fuerte que les invite a ingresar al local.

Armar un escaparate con artículos atractivos implica poner en él los productos más novedosos de nuestro negocio, los cuales deben contar con una buena iluminación y fondo para ser mejor apreciados.

Mantén cada parte limpia y aseada

Tu negocio por nada del mundo puede tener una fachada llena de polvo y suciedad, ni desde el andén con el que cuenta hasta el último rincón hacia adentro. Cuidar de la limpieza del lugar nos permite mejorar sustancialmente nuestra imagen ante los ojos críticos de los clientes. Cuando tenemos una fachada sucia, los escaparates están llenos de polvo y demás, la imagen que se genera va a ser negativa de inmediato y seguro que más de uno se espantará.

Muchos locales pueden limpiar cada día o dejar pasar un día de por medio, especialmente cuando no están expuestos permanentemente ante el paso de vehículos, levantamiento de polvo, etc. Mantén cada parte de tu local limpia y aseada, lo que incluye escaparates, paredes, pisos, techos, etc.

Ten una entrada sencilla que los clientes quieran cruzar

Entrar a una tienda o local debe ser cómodo y nada complejo, de hecho sumamos puntos cuando contamos con puertas llamativas que llamen al cliente con un estímulo a que ingresen al negocio.

Por el contrario, una puerta difícil de abrir, con una entrada oscura o con bloqueos, mentalmente crea una barrera a la que el consumidor responderá fácilmente con el abandono de la idea de ingresar, por lo que debes cuidar de que tu entrada sea un espacio agradable, cuidando de la comodidad de quien ingrese.

Sé original y novedoso

La originalidad crea una imagen de lucir como un negocio diferente ante los ojos de los clientes, por lo que dentro de tanta monotonía, un negocio que luzca diferente y novedoso, será la mejor opción para el consumidor y donde tendrá más posibilidades de entrar ante la presentación.

Opta por diseños originales que vayan con la temática de tu negocio, busca originalidad en la entrada y/o en el interior del local, usa colores que impacten, diseños que desconcierten y sorprendan al consumidor de forma positiva.

Ofrece una atención gentil y amable

Por último pero no por ello menos importante, una de las áreas que también debemos cuidar y que de alguna forma hace parte de la imagen física de nuestro negocio, es el personal con el que contamos.

El personal debe recibir con un saludo cordial a cada persona que ingresa al local para convertir esta entrada en un momento ameno que lo estimule a quedarse y realizar todo el proceso de compra o solicitud. Además del respeto y la atención, el personal debe estar debidamente presentado, una imagen correcta de tu personal también hablará de la fachada de tu negocio, así que cuida muy bien de ello.

Los cambios contribuyen a la mejora, así que, ¿por qué no reformular el diseño y la decoración de tu negocio? A lo mejor notas un crecimiento en las ventas rediseñando el lugar y sería este el factor que no te permitía crecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *